Tindaya: No todo vale para atraer turistas

Fuerteventura Limpia : viernes, 1 de febrero de 2008 6 opiniones
La obra póstuma del escultor vasco Eduardo Chillida, Monumento a la Tolerancia, en la montaña de Tindaya, comenzará a realizarse en febrero de 2009, según reveló hoy el consejero de Medio Ambiente y Ordeñación Territorial, Domingo Berriel.

Según informa EFE, en una comparecencia parlamentaria, indicó que la obra, comenzará cuando concluya el periodo de licitación. Dicho periodo, así como la aprobación definitiva de las normas de conservación de la montaña, está previsto para octubre del presente año. Sin embargo, Tindaya es un espacio natural protegido y sus numerosos restos arqueológicos amparan legalmente su conservación.

Asimismo, señaló que en breve se formalizará la Fundación que se encargará de la licitación y control de la ejecución y gestión de la obra, de la cual los promotores canarios se están aprovechando de la excusa del arte para tratar de ocultar ese gran negocio. Para su constitución se han mantenido conversaciones con la familia del escultor donostiarra, el Cabildo de Fuerteventura y el Ayuntamiento de La Oliva.

El consejero canario afirmó que el proyecto de Chillida contará con una declaración de impacto ambiental que garantizará una construcción ambiental viable que conserve intacto el paisaje natural del espacio. Y añadió que la obra "constituye una referencia necesaria y muy valiosa para canalizar el futuro turístico de Canarias", pues estimó que su proyecto se sitúa en la vanguardia de la ingeniería actual. Queremos recordar que la Ley 12/1987, de 19 de junio, de declaración de Espacios Naturales de Canarias, incluye a Tindaya como primer espacio que se cita para Fuerteventura.

Casualmente, la "Plataforma de Apoyo al Monumento de Tindaya", con su página web (ya desmantelada) incluída, está alojada en el servidor de http://www.majorero.com/ Y qué casualidad, la citada página majorero.com tiene un enlace único en el apartado de noticias a RtvAguaCabra... ¡Cuántas casualidades se encuentra un@ por la red!

DEJEMOS A TINDAYA EN PAZ: http://fuerteventuralimpia.blogspot.com
Etiquetado en la(s) temática(s) :

6 comentarios ¡Publica el tuyo! : for Tindaya: No todo vale para atraer turistas

  1. Tindaya encarna a la perfección la política de este archipiélago: asociación perversa entre el poder político y empresarial (valaga la redundancia); la destrucción de nuestro patrimonio natural (la Montaña tiene ¡7 figuras de protección!); la sustitución de una seña de indentidad real por una artificial (obras faraónicas); la corrupción y el robo de nuestro dinero; la prioridfad de los grandes partidos canarios (PSOE,PP,CC) que prefieren gastarse 76 millones de euros en abrirle un agujero a un Monumento Natural antes que destinarlo a la mejora de los servicios sociales, educación, sanidad, justicia. En fin, si Tindaya cae ya todo vale en Canarias.
    Por cierto muy buenas las fotos. ¿desde este blog me pueden facilitar el correo del autor? Entre en su página y no veo el contacto.
    Salud y ánimos. !Y que las brujas de Tindaya nos protejan!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Amanay!
    El e-mail del autor, llamado José Mesa, es el siguiente: liferfe@gmail.com
    Próximamente publicaremos más información sobre Tindaya relacionado con el último párrafo de nuestro artículo. Escarbando poco a poco se encuentran cosas muy curiosas que no dudaremos en sacar a la luz.
    Ánimo a tí tambien y felicidades por tu análisis.

    ResponderEliminar
  3. No se lo pierdan, la página majorero.com tiene un enlace a la "Plataforma de apoyo al monumento de Tindaya".... en el apartado de ONG's!!!
    http://www.majorero.com/ongs.html

    ResponderEliminar
  4. Sería mas importante que destinaran el dinero de la obra a la ejecución de infraestructuras básicas, como sanidad, enseñanza, viviendas.¿creen de verdad los responsables políticos que con esta obra se solucionará la crisis turística?

    ResponderEliminar
  5. Me permito copiar y poner enlace del artículo aparecido hoy en el diario PUBLICO (también en www.Público.es)de Jesús Giráldez.

    En el reportaje de la noticia hay multitud de pèrsonas que aportan sus comentarios. Más del 90% en contra de que se pueda vaciar la Montaña.


    TINDAYA’S PARK
    Jesús Giráldez Macía
    Imaginen una montaña que resalta pretenciosa sobre un enorme llano, que se distingue de las demás por su forma, por su color, porque en ella rebotan las luces de bienvenida del sol y las devuelve, día tras día, al océano.
    Imagínense que su belleza ya nos cautivara tanto, hace siglos, que un pueblo la eligió para convertirla en el tránsito entre lo terrenal y lo inexplicable.
    Imaginen que en sus rocas les grabaran cientos de pies cuando el arte no se comercializaba, cuando el arte no perseguía posterioridad sino respuestas, cuando el arte ni siquiera era.
    Imaginen que su magia fuera de boca a oído, como un susurro que evitara molestar a las brujas que protegen sus perfiles y sus sueños.
    Imaginen tanta potencia seductora que hasta los tecnócratas le concedieron resguardo y decretaron siete leyes ¡siete! para que el futuro siempre supiese que hay lugares más allá de la materia. Lugares que nos sitúan en nuestro sitio justo: un suspiro en la existencia.
    Imaginen que toda su osadía, todo su pecado, es haber nacido demasiado bella y que su piedra brille tanto como el mármol.
    Y ahora elíjala usted, artista sublime, para trascender lo efímero, para perpetuar su nombre, para introducirla en su catálogo, para construir su mausoleo. Y ahora entréguela usted -político sin escrúpulos, especulador sin corazón- y conviértala en mercancía.
    Y ahora todos juntos -catedráticos con precio, amantes del dinero- taladren en la mitad de su ladera un enorme túnel de 15 metros de altura, vacíenle las entrañas, despójenla de su interior, háganle un cubo de 50 metros de lado, sujeten su techo con el último avance tecnológico, introduzcan en ella 100 millones de euros, 200.000 turistas al año que paguen por ver el sol en una cueva, llámenlos (por favor) turistas culturales, organicen las procesiones hacia ese nuevo icono que nos situará en el mundo; juren, perjuren y firmen una declaración de impacto ambiental asegurándonos que todo es sostenible (repítalo una vez más: ambientalmente sostenible).
    Y a la entrada del parque temático coloquen un cartel que nos recuerde que una vez existió una montaña a la que reverenciamos y a la que llamamos Tindaya.


    http://publico.es/ciencias/medioambiente/044542/tindayas/park

    ResponderEliminar

Contradicción Canaria

Cuando CC acusaba al Marqués de ser «el último dictador de Europa».

Javier Fernández Quesada

Javier Fernández Quesada. Asesinado por la Guardia Civil española en La Laguna (1977).