El queso majorero, en peligro de extinción.

Fuerteventura Limpia : martes, 15 de diciembre de 2015 0 opiniones
El queso majorero es el producto agroalimentario más representativo de Fuerteventura, una exquisitez de reconocido prestigio premiada en todos los concursos a los que acude, por su calidad organoléptica y composición. Este manjar, capaz de poner de acuerdo incluso a políticos de distintos partidos en su excelencia, es el fruto del trabajo callado, esmerado y bien hecho de los ganaderos y productores de esta isla que, con gran sabiduría, han sabido conservar la tradición de la fabricación del queso majorero; no en vano, ya las crónicas de la conquista reconocían que los aborígenes fabricaban excelentes quesos de cabra. 

No seríamos justos si no reconocemos también la labor callada de los diversos técnicos que en los últimos años han luchado por consolidar y mejorar el queso majorero introduciendo tecnología, mejorando las instalaciones, y preservando la identidad del mismo con la creación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Majorero así como la inscripción de dicha marca a nombre de este Consejo Regulador, marca que algún empresario de Gran Canaria quiso inscribir para dicha isla. 

Este queso se fabrica con leche de cabra majorera, otro emblema de esta isla maltratada y vilipendiada por muchos, a la que se añade en ocasiones hasta un 20% de leche de oveja. Las condiciones agroambientales de la isla, la cabra, su alimentación y la sabiduría de los productores dan como resultado este producto estrella de la gastronomía de Canarias, de gran demanda en estas islas y cada vez mas en otras regiones del país. Tenemos pues, todos los elementos para garantizar el futuro de este producto y con él, el de los ganaderos, productores y de cuantos intervienen en su producción y comercialización. Sin embargo, se muere. O mejor dicho, lo están matando.

La ganadería es acosada desde las instituciones por políticos ineptos desconocedores del tejido socioeconómico que hay detrás de esta actividad, que se dedican a poner trabas y más trabas al desarrollo ganadero. Normas absurdas, requisitos que no sirven para nada, aplicación estricta de medidas cuya regulación permite cierta flexibilidad, planes de ordenación que prohíben la actividad ganadera.

Podríamos llenar varias páginas señalando los traspiés, absurdos la mayoría, que se le ponen a la ganadería. Cuando a un sector se le pone tantas trabas sucede lo que está pasando en Fuerteventura: los mayores, por su edad abandonan, los jóvenes no se incorporan y los que están en edad laboral dejan la actividad para intentar mantener su familia con algún trabajo en hostelería o el sector servicios. La isla ha perdido más de doscientas explotaciones y entre el 30 y el 40 % del ganado ha desaparecido, exportado a otras islas e incluso a países como Mauritania, Senegal, Venezuela y otros donde es muy estimado por sus características adaptativas y productivas. Las instituciones carecen de planes de fomento y desarrollo de la ganadería convirtiéndose en inspectores de papeles que exigen cada vez con más intensidad. 

Las ayudas, que llegan tarde, mal y nunca, son a veces los únicos ingresos del ganadero, pero a veces esperan durante años para que se les paguen, y así no se puede mantener a la familia. Y la gran asignatura pendiente, la comercialización, atascada y sin mejora mientras el Cabildo mantiene cerrada desde hace diez años una hermosa nave de más de dos mil metros cuadrados dotada de todo lo necesario para comercializar el queso de la Isla en mercados que paguen por el mismo lo que verdaderamente vale. 

Mientras, los políticos, que no se enteran o no se quieren enterar de que detrás del queso hay familias, personas, tejido socioeconómico, tradiciones, formas de vida, lo arreglan todo presumiendo de queso majorero, ese que con sus actitudes están poniendo en peligro de extinción. 

Remitido por: Fuerteventura sur: Noticias con una mirada diferente.

No hay comentarios :

¡Escribe tu comentario!

Contradicción Canaria

Cuando CC acusaba al Marqués de ser «el último dictador de Europa».

Javier Fernández Quesada

Javier Fernández Quesada. Asesinado por la Guardia Civil española en La Laguna (1977).